12 abril 2009

Reflexiones sobre la espiritualidad

Celebramos una semana y un día de liberación del trabajo (vacaciones laborales para mí) y de asistencia obligatoria a clase (para vosotros). Estamos de enhorabuena. Hoy es domingo y mañana aún disponemos de ese “y un día” festivo tras la semana de vacaciones. No hay clase. ¿Por qué? Porque Jesucristo resuci. Seamos cristianos o no. No hay clase. Para todos: católicos, protestantes, evangelistas, musulmanes, hinduistas, agnósticos… incluso para los ateos. Sí, a los ateos se les permite celebrar la (presunta) resurrección del hijo (supuesto) de un Dios (en el que no creen). ¡Gracias!, oigo gritar a los ateos, y que mueran y resuciten muchos más, entonan.

Toda nuestra cultura está marcada por el folclore cristiano. Hoy i a comprar un pastel, lo adornaré con plumeros y figuras de chocolate y mi hijo tendrá su “mona”, tradición católica que se celebra en Cataluña este domingo. Si oís a algún catalán que hoy va a comprar una mona no penséis otra cosa. Tampoco os asustéis si en Verges (en la provincia de Gerona) han celebrado un baile de esqueletos que más parece del Halloween anglosajón.

Pero compartid vuestra extrañeza al oír esto con la que puede sentir un católico no español al descubrir nuestras procesiones. Sobre todo si es americano: ¡convencedle que eso no es el Ku Klux Klan!

A continuación tenéis unas imágenes. ¿sabéis decirme cuáles pertenecen a una procesión de Semana Santa española y cuáles al Ku Klux Klan?

Bueno, os lo he puesto fácil al incluir un par de fotografías en blanco y negro. ¿O no? Lo cierto es que para un noruego o un australiano sería realmente difícil distinguir dos celebraciones distintas. El Ku Klux Klan fue perseguido en Estados Unidos, pero lo nuestro es una tradición santa basada en las indicaciones de las Sagradas Escrituras, oigo decir, y no una salvajada racista. Yo sigo las indicaciones de las escrituras loando a Dios, Jesús y sus Vírgenes, celebrando el aniversario de Jesús, su pasión, muerte y resurrección por todos nosotros, dirán algunos. Otros, más ortodoxos, se sacudirán la espalda fustigándose hasta sangrar. Costumbres y tradiciones, vamos.

¿Os habéis preguntado qué pasaría si alguien decidiera vivir siguiendo al pie de la letra la Biblia? Un americano lo ha intentado y le ha resultado difícil. En su libro “La Biblia al pie de la letra” nos cuenta cómo le ha ido. Os indico algunas direcciones donde encontrar información:

http://www.casadellibro.com/libro-la-biblia-al-pie-de-la-letra/2900001274194

http://www.laicismo.org/PHP/p_documento.php?id=7534

http://www.papelenblanco.com/tag/la+biblia+al+pie+de+la+letra

Sigo con mis reflexiones sobre la espiritualidad.Laura Schlessinger es una conocida locutora de radio de los Estados Unidos que tiene un programa en el que da consejos en directo a los oyentes que llaman por teléfono.
Recientemente saltó la polémica (y más cuando se mezclan temas de religión y homosexualidad, donde cada persona interpreta lo que dice Dios y la Biblia de una manera distinta), cuando la presentadora atacó a los homosexuales. Dijo que la homosexualidad es una abominación, ya que así lo indica la Biblia en el Levítico, versículos 18:22, y por tanto no puede ser consentida bajo ninguna circunstancia. Lo que a continuación transcribimos es una carta abierta dirigida a la Dra. Laura escrita por un residente en los Estados Unidos, que ha sido hecha pública en Internet (no tiene desperdicio):
“Querida Dra. Laura:
Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios. Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir mis conocimientos con todas las personas con las que me es posible. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo de vida homosexual me limito tan sólo a recordarle que el Levítico, en sus versículos 18:22, establece claramente que la homosexualidad es una abominación. Punto final.
De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a algunas otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas:

  1. Me gustaría vender a mi hermana como esclava, tal y como indica el Éxodo, 21, 7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?
  2. Levítico 25, 44 establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mexicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?
  3. Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su período de impureza menstrual (Lev 15, 19-24). El problema que se me plantea es el siguiente: ¿cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero bastantes mujeres se sienten ofendidas.
  4. Tengo un vecino que insiste en trabajar en el sábado. Éxodo 35, 2 claramente establece que ha de recibir la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría apañar usted este tema de alguna manera?
  5. En Levítico 21, 20, se establece que uno no puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. He de confesar que necesito gafas para leer. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?
  6. La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes a pesar de que esto está expresamente prohibido por Levítico 19, 27. ¿Cómo han de morir?
  7. Sé gracias a Levítico, 11, 6-8 que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. Aún así, ¿puedo continuar jugando al fútbol si me pongo guantes?
  8. Mi tío tiene una granja. Incumple lo que se dice en Levítico 19, 19, ya que planta dos cultivos distintos en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos? (Lev 24, 10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos? (Lev 20, 14).”

¿Os han entrado ganas de leer el "Levítico"? ¡Qué salvajada! El Levítico es uno de los libros bíblicos del Antiguo Testamento. Para los cristianos forma parte del Pentateuco y para los judíos de la Torá ("La Ley"). Es uno de los libros históricos y en ambas versiones es el tercero de la Biblia, ubicado entre Éxodo y Números. O al menos esto es lo que nos cuenta la Wikipedia.

Bueno, esto es exagerado, hoy la gente no piensa así. ¿No? Gloria María Tomás y Garrido, profesora de Bioética de la Universidad Católica de Murcia decía esto hace poco en el curso “Ciencia y Sociedad”. El video de Youtube dura 7 minutos (sin desperdicio), pero lo podéis encontrar fragmentado.



Pero recordemos que los cristianos no son los que tienen la patente de los milagros y la espiritualidad. Raro va a ser que un niño que vea lo que hace el señor del siguiente video (levitando), prefiera una mona o ser costalero.


Ojo. Reírse es fácil, pero esto no lo está diciendo alguien cualquiera. Primero: alguno de vosotros pensará que está en lo cierto. Y segundo: algunos, aunque creáis que se equivoca deberéis combatir con una profesora universitaria de Bioética. Para hacerlo no basta reírse, hay que saber de qué se está hablando. Y para esta cuestión pocos mejores que Richard Dawkins. En muchos de sus libros combate la religión desde el más firme ateísmo. No hay que ser tolerantes con los que tanto daño hacen, piensa. Recordad la película “Camino” que os recomendé en una entrada anterior. ¿Es respetable la posición del Opus Dei? ¿O hay que combatirla como una secta que destruye la libertad de las personas, sobre todo la de los niños, que aún no deciden por sí mismos y creerán lo que sus padres les enseñen? Richard Dawkins realizó 2 documentales muy críticos sobre el mal de la religión llamados "The root of all Evil?" (¿La raiz de todo mal?) que se pueden encontrar aquí.

Los dos documentales duran casi una hora cada uno. En youtube se encuentran fragmentos o cada uno de ellos dividido en cuatro partes. Esto que teneis arriba es sólo una muestra (una cualquiera, no especialmente significativa), del tono irreverente y crítico con el que este ilustre biólogo ataca la religión. Tiene un libro que recoge muchos de sus argumentos y pruebas científicas: "El espejismo de Dios".

En fin. Nos vemos pasado mañana

No hay comentarios:

Archivo del blog